Socialismo Internacional

Periódico de la Organización Socialista Internacional

¿Detendrá Obama la guerra?

Posted by Socialismo Internacional en julio 10, 2008

El candidato democrata, Barak Obama, ha elevado las espectativas acerca del fin de la guerra

El candidato democrata, Barak Obama, ha elevado las espectativas acerca del fin de la guerra

Las últimas expresiones del seguro candidato Demócrata a las elecciones de EEUU, Barack Obama, han echado por tierra las razones que han llevado a millones de norteamericanos a asegurar su voto al candidato. Obama, quien alcanzó un ímpetu en la contienda primarista por su énfasis en ponerle fin a la impopular Guerra de Irak, aseguraba dar un giro a la política internacional norteamericana, de llegar a la presidencia.

Hoy, a sólo semanas de haberse asegurado su candidatura, grandes interrogantes empiezan a surgir sobre sus reales intenciones y ejecutorias de alcanzar la silla presidencial. Como demuestran sus recientes expresiones, la finalidad de la Guerra sólo dependerá de lo que digan los Generales a cargo de ella. Esto nos hace preguntarnos ¿Detendrá realmente Obama la Guerra?

Anthony Arvone, escritor y activista estadounidense, contesta preguntas de Obrero Socialista acerca del candidato demócrata.

——————

El retiro definitivo de Hillary Clinton de las Primarias Democrata, ha abierto la posibilidad de que Barack Obama se convierta en el primer Presidente negro en los Estados Unidos. Una importante razón para su triunfo es la creencia entre millones de sus seguidores que solamente él, entre los candidatos importantes, se ha comprometido con finalizar la guerra en Irak e iniciar un curso distinto para la política exterior de Estados Unidos.

Pero ¿es en realidad Obama el candidato anti-guerra que parece ser?

CON LAS últimas primarias en Montana y Dakota del Sur, Barack Obama amarró la candidatura presidencial del partido Demócrata, poniéndolo más cerca aún de convertirse en el primer presidente afro-americano de Estados Unidos, un país fundado en la esclavitud.

Una importante razón para su triunfo es la creencia entre millones de sus seguidores que solamente él, entre los candidatos importantes, se ha comprometido con finalizar la guerra en Irak e iniciar un curso distinto para la política exterior de Estados Unidos.

Pero ¿es en realidad Obama el candidato anti-guerra que parece ser?

ANTHONY ARNOVE, autor de: Irak: La Lógica de la Retirada, un libro esencial para todos los activistas anti-bélicos, y co-autor con Howard Zinn de Voces de la Historia del Pueblo de los Estados Unidos, habla con SocialistWorker.org respecto de la posición de Obama con respecto a la guerra, el imperialismo y la política exterior de Estados Unidos.

– – – – – – – – – – – – – – – –

BARACK OBAMA se presenta como el candidato que va a terminar con la guerra estadounidense en Irak. Conociendo los detalles de lo que él propone, ¿Podrekos decir si él cumplirá?

LA GENTE que cree que Barack Obama terminará con la ocupación de Irak tendrá un rudo despertar. A pesar de hablar de una retirada, el plan de Obama mantendría tropas estadounidenses en Irak por varios años, muy posiblemente más allá de su primer término (http://www.thenation.com/doc/20080317/scahill).

Obama también ha dejado abierta la posibilidad de que si reduce el nivel total de las tropas regulares en Irak –algo que desde el punto de vista militar es possible– el número de mercenarios en Irak podría aumentar. Escribiendo para la revista The Nation, el periodista Jeremy Scahill reportó, “Un consejero de alto rango en política exterior de Obama dijo a The Nation que si él [Obama] es electo, no descartaría la posibilidad de usar compañías de seguridad como Blackwater Worldwide en Irak”.

Obama dice que él “retiraría todas las brigadas de combate en 16 meses”. Pero “brigadas de combate” sólo componen la mitad de las tropas en Irak.

Además de los mercenarios y contratistas privados, aun hay decenas de miles de tropas especiales para “operaciones de contra-insurgencia”. Ésta es la misma excusa que la administración de Bush ha usado para mantener tropas en Irak. Otros soldados permanecerían para operaciones de “entrenamiento”, el que también es uno de los argumentos de Bush: “no nos retiramos hasta que los iraquíes se puedan defender solos”.

Pero no hay manera de que la policía iraquí tenga legitimidad mientras colabore con una ocupación extranjera que nadie quiere. Por eso la “iraquización” del conflicto está tomando la misma dirección que la “vietnamización” tomó durante la guerra de Vietnam: prolongar el desastre.

Otras tropas permanecerían para “protección de fuerzas”. Esto es una idiotez. Si Estados Unidos no estuviese en Irak como una fuerza de ocupación, si no tuviese bases militares, si no estuviese construyendo en Bagdad la embajada americana más grande del mundo, no habría necesidad para que los soldados permanecieran en Irak “para proteger”.

La misma excusa se ha usado para justificar a tanto mercenario en Irak. Patrick Kennedy, sub-secretario de estado, dijo a James Risen del New York Times, “Si los contratistas salen, nosotros tendríamos que salir de Irak”.

Otras tropas probablemente estarían involucradas en operaciones aéreas sobre Irak, las que no requieren estar basadas en Irak mismo o en la región.

El Washington Post reportó el 23 de mayo que “ha habido un aumento dramático de disparos de misiles desde helicópteros contra el enemigo, a menudo en zonas densamente pobladas. Desde marzo, los militares han disparado más de 200 misiles Hellfire sobre la capital, comparado con solamente 6 misiles en los previos 3 meses”.

Obama también habla de la necesidad de “reenfocar nuestra atención a todo el Medio Oriente” y de “terminar la pelea en Afganistán”. Así es que probablemente veamos un traslado de tropas de Irak a Afganistán, y también probablemente hacia nuevas intervenciones en la región.

Por lo tanto es probable que veamos un reajuste a las tácticas de guerra, talvez aún un reajuste de estrategia, pero no un fin a la guerra. No un fin al objetivo de dominar y controlar el Medio Oriente, Asia Oriental, Occidental y Central, su gente y sus recursos.

¿QUE DIRIAS a la gente que quiere que la guerra termine pero que a su vez piensa que el plan de Obama es aceptable?

YO PIENSO que mucha gente que cree que Obama, una vez electo, cambiará su posición hacia la izquierda. Ellos piensan que Obama no puede hablar de una retirada completa porque de hacerlo no podría ganar la elección (así va el argumento, aunque las encuestas digan lo contrario).

Creo que los seguidores de Obama se sorprenderían al saber que él no está por una retirada completa, y que él no ha descartado usar más mercenarios en Irak.

De cualquier manera, yo creo que hay cierta cantidad de ilusión con esto. Es entendible. Después de ocho años de Bush y ocho años de Clinton, la gente con mucha razón esta desesperada por una alternativa, y esperanzada de que Obama traerá un cambio significativo a la política exterior de los Estados Unidos.

Pero sin un movimiento independiente y masivo contra la guerra, que ponga presión a Obama y los demócratas, yo creo que probablemente veamos lo opuesto: que Obama gobernará a la derecha de las posiciones de sus seguidores.

Para mi esa es la pregunta clave: ¿Habrá presión sobre Obama si es elegido? ¿O la gente y el movimiento contra la guerra sucumbirán a la presión de “darle tiempo” y “no hacer mucho escándalo”?

La experiencia después de las elecciones legislativas de 2006 no es alentadora. Los Demócratas se apoderaron de la Cámara Baja y el Senado, y aún así continuaron financiando y prolongando la ocupación de Irak. Muchos grupos en el movimiento anti-guerra, en vez de construir protestas para retar a los Demócratas han comenzado a hacerles la campaña para el 2008. El dia que las tropas regresen de Irak ahora se aleja más y más.

OBAMA argumenta que Irak ha sido una distracción para la guerra que Estados Unidos debería de estar peleando. Él apoya un aumento de tropas en Afganistán similar a lo que Bush argumenta. ¿Deberíamos mirar la ocupación de Irak y Afganistán en diferentes términos?

LA IDEA de que la ocupación de Afganistán es la “buena” o “la lucha correcta” es completamente despistada a mi parecer.

En Afganistán, Washington nos aseguró de tener como objetivo a los terroristas que atacaron a Estados Unidos, pero en realidad, EEUU atacó a la población del país. La idea detrás de la invasión del 2001 fue la de hacer sufrir a la gente de Afganistán, esperando que esto ayudaría a derrotar al régimen Talibán, dar un ejemplo en Afganistán para poder atacar a Irak.

Por supuesto que también había un elemento de venganza –no importaba que la gente que moría en los ataques estadounidenses no tuvieran nada que ver con los planes o la ejecución del ataque del 11 de septiembre.

Todo esto no tiene nada que ver con contrarrestar el terrorismo, hacer el mundo un lugar más seguro o proteger a los estadounidenses de otros ataques. En realidad hemos desestabilizado la región, la hemos hecho más violenta, miles de civiles han muerto, hemos escalado las tensiones entre Afganistán y sus vecinos y nos hemos aislado y hecho que la gente nos odie aún más. Ahora hay mayores posibilidades de que seamos las víctimas de otros ataques.

¿CREES TÚ que objetivos de la política exterior de EEUU de Obama o sus tácticas y estrategias son diferentes?

YO CREO que él se diferencia en tácticas y estrategias, pero no en los objetivos principales. Después de ocho años de ineptitud y una política externa contra-productiva, de la cual han desertado muchos generales del estado mayor y consejeros Republicanos, veremos por seguro un reajuste en la política de Estados Unidos cualquiera sea el próximo presidente.

El unilateralismo agresivo probablemente sea reemplazado con un poco de colaboración en materia de política exterior, con el entendimiento de que en última instancia, Washington siempre se reserva el derecho de decidir por si mismo. Esto no significa una renuncia a la doctrina de Bush de guerras preventivas, sino un ajuste a como es aplicada.

Pero el objetivo es el mismo para Obama: preservar y extender lo que se llama “el liderazgo americano” en el mundo. Y esto significa usar la fuerza militar y los instrumentos de coerción económica que Washington mantiene es su mano.

Por supuesto, podríamos ver algo de lo denominado como “poder suave”. Una mejor máscara y propaganda de nuestra política. Menos alienación de nuestros “aliados”. Pero no veremos un cambio antagónico a décadas de apoyo bi-partidista al proyecto imperialista estadounidense, con todas las desastrosas consecuencias que han emanado de ello.

Como Timothy Lynch y Robert Singh, conservadores británicos, escribieron para el Wall Street Journal, “no importa quien gane en noviembre, la actual política exterior continuará en la próxima Casa Blanca. Ninguno de los principales candidatos ha desacreditado la guerra contra el terror. Cada uno ha llamado al señor Bush ineficiente, pero el debate sobre la guerra contra el terror es cómo, cuándo y dónde. Los candidatos han argumentado que ellos harían un mejor trabajo al ejecutar”.

LOS CONSEJEROS de Obama, como Samantha Powers, son asociados con pláticas acerca de “intervención humanitaria”. ¿Es ésta una idea que el movimiento anti-guerra debiera de apoyar?

FUE INTERSANTE cuando Powers fue removida después de haber utilizado palabras polémicas al referirse a Hillary Clinton.

En esa misma época, Powers explicaba arduamente que Obama no saldría de Irak completamente y que él tendría que evaluar su posición de retirar las tropas de combate en 16 meses, basado en los desarrollos del país y que él no podía anticipar como candidato.

Pero eso no era problema. El problema era si Powers había atacado a Clinton.

De todas maneras, la influencia de Powers y un grupo de consejeros de Obama que comparten la misma idea parece indicar que probablemente vamos a ver más retórica acerca de intervención humanitaria, especialmente en la región Dafur de Sudán y otros lugares en África.

Por otro lado, esto se siente un poco como el retorno a la época de las políticas de Bill Clinton. Pero deberíamos mantener en cuenta dos cosas: la primera es que la retórica de Bill Clinton acerca de intervención humanitaria ayudó a sentar la base para el contundente apoyo bi-partidario a la invasión de Afganistán en 2001 y de Irak en 2003. La otra es que el imperialismo americano siempre se ha cobijado con el manto de justificaciones humanitarias. Esto no se inició con Bill Clinton.

Así es que nuestro reto es demostrar que el caso no es “la pobre administración” en la ocupación de Irak o que Estados Unidos se enfocó en Irak en vez de Afganistán o Pakistán o Irán o Corea del Norte.

El caso es que la política exterior de Estados Unidos es motivada por intereses, especialmente intereses corporativos que están destruyendo el planeta y la vida de la gente alrededor del mundo y domésticamente.

Por ejemplo, el caso de nivel de tropas. El sitio del Internet de Obama dice, “Obama aumentará la cantidad de militares agregando 65,000 soldados al Ejército y 27,000 a la Marina”. ¿Qué nos podemos imaginar que va a ser el objetivo de estas tropas? ¿Acaso van a proveer casas para los desamparados? ¿Acaso le van a enseñar a los niños que no saben leer? ¿Acaso van a terminar con la malaria y otras enfermedades preventivas que matan millones de niños todos los años?

No, esas tropas van a tener la tarea de proteger los intereses económicos de Estados Unidos alrededor del mundo, de mantener la “estabilidad,” de entrenar dictadores amigos y de reprimir cualquier lucha que amenace los intereses de la élite estadounidense.

GENERALMENTE SE considera que los demócratas involucran menos a EEUU en guerras o que son menos brutales que los republicanos. ¿Es éste una imagen acertada del récord de los demócratas en su paso por la Casa Blanca?

LA GUERRA de Vietnam fue iniciada por un demócrata y la terminó un republicano. Tanto la Primera como la Segunda Guerra Mundial comenzaron bajo gobiernos demócratas.

John F. Kennedy, quién hoy es un demócrata idolatrado, fue quien presidió la masiva expansión de las operaciones subversivas y de agresión en Latinoamérica –y más allá– apoyando golpes de estados, financiando escuadrones de la muerte y manteniendo dictaduras en las crueles batallas anticomunistas de la guerra fría.

La política que ahora perseguimos en Irak y el Medio Oriente es la Doctrina Carter, nombrada así por el demócrata Jimmy Carter. En 1980, Carter explicó, “Hagamos nuestra posición completamente clara: un intento por cualquier fuerza ajena de controlar la región del Golfo Pérsico será tratada como un ataque a los intereses vitales de Estados Unidos, y tal ataque será contrarrestado mediante cualquier medio, incluyendo la fuerza militar”.

“La última esperanza liberal en la Casa Blanca –Bill Clinton– mandó a más tropas a más lugares alrededor del mundo que cualquier otro presidente desde la Segunda Guerra Mundial”. Lynch y Singh escribieron para el Wall Street Journal. “Desde que finalizó la Guerra Fría, América ha participado por lo menos en nueve intervenciones militares bajo tres presidentes de los dos partidos en dos eras históricas diferentes (pre y post 9/11). Esta historia sugiere que la próxima esperanza liberal — el Señor Obama o la Señora Clinton — probablemente continuarán en lo mismo”.

Así es que la pregunta clave no es si tenemos o no tenemos un presidente demócrata. Es más bien si nosotros tenemos una oposición, una lucha en las calles, un movimiento por cambio que trabaje fuera de los canales estrechos de las políticas electorales.

No se trata de esperar a que los políticos nos den reformas, sino de pelear por las reformas contra todas las fuerzas en nuestra sociedad que quieren preservar el poder y el privilegio de los pocos contra las necesidades e intereses de las masas. Nuestra tarea de hoy es construir la oposición, contra quien sea que esté en el poder en 2009, y de construir un movimiento anti-guerra independiente que pueda pelear por sus propias demandas, incluyendo el inmediato e incondicional retiro de las tropas estadounidenses de Irak.

Traducido por Abe Gutierrez. www.obrerosocialista.org

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: