Socialismo Internacional

Periódico de la Organización Socialista Internacional

La Huelga General que Necesitamos

Posted by Socialismo Internacional en agosto 13, 2009

cerrado por huelga general

Editorial

CUANDO EL gobierno de Luis Fortuño estableció su plan, en coordinación con empresarios y bonistas, calculó que habrían grandes manifestaciones de protesta. Mientras éstas sean meramente protestas simbólicas, los planes del gobierno continuarán su curso. Para detener los despidos de empleados públicos y otras medidas anti-obreras contenidas en las leyes de “Emergencia Fiscal” serán necesarios actos de resistencia que impidan el funcionamiento normal del Estado, la economía y la vida social.

Las medidas económicas aprobadas por el gobierno son totalmente injustas. Mientras han legislado otorgar millones de dólares a los más ricos, pretenden quitarle el sustento y aumentarle el costo de vida a las familias trabajadoras. Están refinanciando la deuda pública extraconstitucional con nuevos bonos de COFINA que pagarán los trabajadores mediante el IVU, impuesto regresivo del cual las grandes corporaciones están exentas.

Con ese dinero financiarán la construcción de nuevos proyectos de infraestructura para estimular la industria de la construcción y la banca, precisamente los sectores del gran capital que son proponentes de las medidas gubernamentales. Esos proyectos crearán mayormente empleos temporeros a la vez que miles de empleos permanentes serán destruidos.

Simultáneamente, la privatización de los servicios públicos y el establecimiento de las Alianzas Publico Privadas (APP) persiguen la creación de un mercado lucrativo para enriquecer aun más a los empresarios, subordinando el ofrecimiento de servicios públicos a la lógica de las ganancias privadas. La reducción de beneficios y derechos laborales, la perdida de derechos adquiridos para los empleados que pasen a trabajar a las APP y nuevas legislaciones como la municipalización de agencias y la eliminación de la paga doble los domingos, todas buscan deprimir las condiciones de vida del trabajador como formula para aumentar las ganancias del sector empresarial. En general, el plan es
sacar al sector privado de su crisis financiara a costa de chuparle la sangre a los trabajadores.

Se discute una huelga general

Las propuestas recientes de organizar una huelga general como respuesta a la ofensiva de los bonistas y los empresarios han sido combatidas por un importante sector oportunista y conservador al interior del movimiento obrero. Son los mismos que se negaron a participar de un Primero de Mayo unitario. Convocaron para las cinco de la tarde, para no interrumpir el día de trabajo y no retar la Ley 45 de la cual dependen para recaudar cuotas millonarias. No han sabido reconocer el carácter esencialmente anti-obrero de la Ley 45 y han hecho todo lo posible por defender dicha legislación y limitar la respuesta de los trabajadores ante la terrible ofensiva de los patronos.

Estos mismos sectores, convocaron a una Asamblea de Pueblo el pasado 5 de junio. Rechazando la celebración de una Huelga General optaron por la vía que consideraban más legalista. Según el líder de la Central General de Trabajadores, Juan Eliza Colón:

“¿por qué una Asamblea de Pueblo y no un paro nacional? La contestación está en la Primera Enmienda de la Constitución de Estados Unidos y en el Artículo II, Sección 4, de la Constitución del Estado Libre Asociado de Puerto Rico.
La Asamblea de Pueblo es una figura constitucional que se reconoce como un derecho de expresión y reunión que tienen los ciudadanos de Puerto Rico y Estados Unidos para exigir al Gobierno la reparación de agravios.”

De todas maneras, el gobierno utilizó la ocasión para continuar su campaña de intimidación contra la militancia obrera. El gobierno solicitó la descertificación de la Federación Central de Trabajadores tras convocar a la Asamblea de Pueblo. Esta solicitud representa un ataque no sólo a esa unión, sino a todos los trabajadores. Por esto, a pesar de que ayer estos sectores sindicales no supieron defender a la Federación de Maestros ante su descertificación, hoy deben ser defendidos como cuestión de principios por todo el movimiento obrero ante este nuevo atropello patronal.

Para la celebración de la Asamblea de Pueblo, los sindicatos conservadores organizaron su lucha siguiendo los elementos más pobres del modelo de lucha de Vieques. La coalición Todo Puerto Rico por Puerto Rico (TPRPR) convocó a la movilización entregando la portavocía al conservador sector religioso, incluyó lideres oportunistas del Partido Popular Democrático (PPD) en su liderato, e impidió el debate de ideas al interior del movimiento al insistir en un mensaje único para la actividad.

Pero la lucha de Vieques fue exitosa a pesar de sus limitaciones. Los organizadores de TPRPR parecen olvidar que la fortaleza de aquel movimiento radicó en su disposición a violar las leyes cuando estas han demostrado ser injustas. Los desobedientes civiles valientemente resistieron y en repetidas ocasiones detuvieron las prácticas militares a pesar de las consecuencias legales. Las leyes están hechas para asegurar el funcionamiento del orden social de los patronos. Muchas veces, para resistir efectivamente una injusticia hace falta quebrantar el orden legal que a menudo privilegia a los más ricos.

Los organizadores de TPRPR le conceden demasiado a los empresarios y a su sistema legal. Justifican la Ley 45 que criminaliza un derecho democrático fundamental, el derecho a la huelga. En el pasado apoyaron el establecimiento del IVU en lugar de cuestionar las prioridades torcidas que dieron paso al déficit gubernamental. Hoy igualmente conceden a la lógica de los recortes, los despidos y las privatizaciones, y en general están dispuestos a negociar los términos, en lugar de presentar una oposición de principio. De este modo han atrasado el desarrollo de las luchas obreras.

Estimular la resistencia

EL OTRO sector importante en el movimiento obrero es el Frente Amplio de Solidaridad y Lucha (FASyL), junto a los Consejos Regionales de San Juan y Mayagüez. Su aportación a la lucha ha sido importante y debe ser apoyada, sin embargo, hace falta mayor participación democrática al interior del FASyL para lograr un consenso de lucha.

Ninguna organización está hoy en mejor posición de impulsar una huelga general o la formación de comités de desempleados. La creación de una red de solidaridad entre todos los sectores afectados por la crisis es también urgente. En general, el momento requiere obstaculizar los criminales planes de los patronos, es decir, desarrollar formas de resistir e impedir que se hagan realidad.

Tal nivel de resistencia necesita organizaciones que la fomenten, coordinen e implementen. Si las viejas organizaciones no se elevan a la altura que este histórico momento requiere, nuevas organizaciones y formas de lucha tomarán su lugar. Pero no de forma espontánea. Nos toca crear las condiciones para pasar de la demostración simbólica a las acciones insurrectas. Nuestra tarea ineludible hoy es desarrollar instrumentos participativos de lucha que nos permitan pasar a una etapa de confrontación masiva y levantamiento general para poner fin al egoísta plan de los patronos.

Que no quepa duda, ese plan puede ser detenido por la fuerza colectiva de los trabajadores. El llamado general a desencadenar esa fuerza debe propagarse a los cuatro vientos. Los trabajadores hemos creado todo lo que existe en nuestra sociedad, de igual forma, podemos paralizar todas las actividades productivas para derrotar la tiranía económica que hoy intentan imponernos. Es ésta, por tanto, la huelga general que necesitamos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: