Socialismo Internacional

Periódico de la Organización Socialista Internacional

¿Dónde está la ayuda en Haití?

Posted by Socialismo Internacional en enero 19, 2010

Evidencias del monstruoso abandono del pueblo haitiano se acumulan tras el catastrófico terremoto del 12 de enero. Mientras suministros médicos para salvar vida, alimentos, productos químicos de purificación de agua y vehículos se amontonan detenidos en el aeropuerto de Port-au-Prince, mientras los medios noticiosos reportan un esfuerzo internacional enorme por entregar ayuda, la población en la ciudad destruida se pregunta cuándo llegará la ayuda.

Roger Annis, un coordinador de la Red de Acción en Haití de Canadá, informa sobre la desesperada situación en Haití y la fracasada respuesta de gobiernos como el de Estados Unidos.

———–

Evidencias del monstruoso abandono del pueblo haitiano se acumulan tras el catastrófico terremoto del 12 de enero. Mientras suministros médicos para salvar vida, alimentos, productos químicos de purificación de agua y vehículos se amontonan detenidos en el aeropuerto de Port-au-Prince, mientras los medios noticiosos reportan un esfuerzo internacional enorme por entregar ayuda, la población en la ciudad destruida se pregunta cuándo llegará la ayuda.

Desde el 15 de enero, la BBC informa que funcionarios haitianos temen ahora que la cifra de muertos pueda elevarse a 140,000. Mientras, tres millones de personas están sin hogar.

Angy Gallagher, periodista de la BBC, dijo que viajó “extensamente” por Port-au-Prince durante el día y vio pocas señales de ayuda entregada. Dijo que no había visto otra cosa que no fuera cortesía de los haitianos que encontró. A dónde quiera que fue, era llevado por los residentes para mostrarle lo que había pasado con su barrio, sus casas y sus vidas. Entonces preguntaban: “¿Dónde está la ayuda?”

“Cuando lleguen los equipos de rescate”, dijo Gallagher, “serán recibidos con los brazos abiertos”.

La emisora de radio Canadian Broadcasting transmitió una entrevista el 15 de enero con un portavoz del Comité Internacional de la Cruz Roja. Él dijo que había pasado la mañana visitando una de las zonas más afectadas de la ciudad. “En tres horas, no vi ni un sólo equipo de rescate”, dijo el portavoz.

El informe de la BBC contrasta radicalmente con las advertencias de posibles saqueos y actos de violencia que transmiten canales de noticias como CNN y que fueron expresadas por el secretario de Defensa de EE.UU Robert Gates. Se le preguntó en una conferencia de prensa en Washington, por qué los suministros de ayuda no fueron llevados por helicópteros o aviones a lo que respondió: “Me parece que tirarlos en el aire sólo dará lugar a disturbios.”

Gates dice que las preocupaciones con la “seguridad” han obstaculizado la entrega de ayuda. Sin embargo, Gallagher responde directamente a esto en su informe, diciendo: “Esa  no ha sido mi experiencia”. Describiendo el aeropuerto Gallagher informó que: “Hay un montón de materiales en el suelo (del aeropuerto) y un montón de gente allí. No sé cuál es el problema con la entrega.”

Nan Buzard, una portavoz de la Cruz Roja Americana, fue entrevistado en el programa de la BBC sobre el mismo problema con la entrega de ayuda. Dio a entender que no había, en realidad, muchos suministros en el aeropuerto para ser trasladados—que muchos de los aviones que han aterrizado estaban llenos de personas y no de suministros.

Cuando fue presionada por el anfitrión de la BBC sobre por qué la ayuda no estaba siendo trasladada a la ciudad, Buzard admitió que estaba “sorprendida” de que no estuviera siendo trasladada en avión.

El reporte de la BBC no es el único en contradecir las exageradas preocupaciones de seguridad. El informe diario del sitio web de Médicos Sin Fronteras (MSF) decía un día después del terremoto que, “algunas partes de la ciudad están sin electricidad, las personas se han congregado para hacer fogatas en la calle, tratando de ayudar y consolar a los demás. Cuando vieron que yo era de MSF, me estaban pidiendo ayuda, en especial para tratar sus heridas. Había una fuerte solidaridad entre las personas en las calles”.

Un informe por correo electrónico recibido por la Red de Acción en Haití de Canadá describe una ciudad carente de ayuda internacional:

Hasta el momento, los equipos de rescate se han agrupado en sitios prominentes de paredes seguras y se han mostrado literalmente miedosos a entrar a los barrios. Ellos se han movido a los sitios donde había complejos de vivienda seguros y grandes edificios.

Mientras tanto, evitan los barrios donde el daño parece ser mucho más grande, y cualquier lugar donde haya multitudes regadas. En los sitios grandes, y en los barrios de Niza, y donde la prensa se pueda encontrar, hay equipos de rescate de todos los países. Van llegando perros y unidades de extracción, esto mientras el 90% de ellos están sentados sin hacer nada.

Mientras tanto, no había ni un solo extranjero en los barrios más pobres que están inundados de escombros.

Los equipos de noticias andan en busca de la historia de los haitianos desesperados conmovidos por la histeria. Cuando en realidad, es más común ver a haitianos actuando con calma, mientras la comunidad internacional, la elite y los políticos se vuelven agua con el tema, y ninguno parece tener ni la menor idea de lo que está pasando.

El informe dice que la mayoría del personal de la Embajada de EE.UU. y  de la Agencia Estadounidense para el Desarrollo Internacional han viajado y los edificios están mayormente vacíos, hasta las calles alrededor están vacías.

Ayer, la BBC difundió una entrevista con Mark Stuart, director de un orfanato en Jacmel, una ciudad de 50,000 habitantes en la costa sur de Haití, a 50 kilómetros al sur de Port-au-Prince. Imágenes aéreas mostraban daños catastróficos. Stuart pidió ayuda internacional, diciendo que los alimentos y el abastecimiento de agua pronto se acabarían, y que no había llegado ninguna ayuda.

Un artículo en el sitio Web de una publicación de Chicago dice que un poco de ayuda llegó hoy, pero el camino entre Puerto Príncipe y Jacmel es intransitable. Las ayudas de las autoridades deben ser instadas a acelerar sus esfuerzos para llenar la zona del terremoto con alimentos, agua, suministros y personal médico. Una red de centros de socorro desde el puerto y el aeropuerto, incluyendo puentes aéreos y lanzamientos en paracaídas, parece un paso obvio. Las donaciones a los esfuerzos de socorro, especialmente a los que ya prestan estos servicios como Socios en Salud y Médicos Sin Fronteras, son de crucial importancia.

Originalmente publicado en SocialistWorker.org. Traducción Alma Torres.

Anuncios

Sorry, the comment form is closed at this time.

 
A %d blogueros les gusta esto: