Socialismo Internacional

Periódico de la Organización Socialista Internacional

Gobierno de Fortuño garantiza castigo para los más pobres

Posted by Socialismo Internacional en febrero 17, 2010

El gobernador de Puerto Rico, Luis Fortuño, se ha convertido en el preferido de los republicanos en Estados Unidos, quienes contemplan hacerlo candidato presidencial en el 2012, y hasta de los demócratas como Obama que lo han nombrado para ser parte de un Comité Presidencial cuya función principal es hacer “recomendaciones en torno al uso de las guardias nacionales, la defensa de Estados Unidos y la integración de actividades militares de ese país”, según reporta un periódico nacional.

Fortuño se ha ganado este reconocimiento por parte de los políticos en Casa Blanca por que ha podido impulsar, sin mayores problemas, una serie de medidas que atentan no solo con destruir la capacidad de sobrevivir de los más pobres en la isla, sino que en el proceso castiga y convierte en un crimen la pobreza que viven más del 45%  de la población.

Alma Torres explica cómo avanza el plan del gobierno de asegurar castigo para los más pobres.

Son varias las medidas que se han impulsado en el último año 2009, y lo que lleva de este 2010, que indican que lo que viene es castigo para el pobre y los sectores marginados.

Un ejemplo de esto es la fusión de procuradurías, entre estas la Procuraduría de Personas de Edad Avanzada, del paciente y de la mujer. En el caso de las personas de edad avanzada, su salud se desmejora con el tiempo y su economía personal depende de lo que puedan recibir del seguro social y otras ayudas. La fusión solo ejemplifica cómo el gobierno quiere ahorrarse unos gastos y a la vez destruir procuradurías que han sido el logro de años pasados y que son derechos conquistados.

Por  otra parte, la ley que obliga a los residentes de los residenciales públicos a acogerse a un plan de pago para eliminar deudas con la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) y la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA) se ha querido vender como una caridad de parte del gobierno, que ahora dice querer “ayudar a los más pobres”, pero quien pueda leer entre líneas se dará cuenta de que esto es un truco del gobierno para primero hacer que paguen las deudas y segundo implementar como ley y práctica el desahucio de quienes no puedan pagar efectivamente. Esta ley de “tarifa fija” es un engaño para los pobres, la ley es muy clara en decir que eso no implica que no habrá un fijo de consumo de agua o luz para esa “tarifa fija”, lo que implica que luego de llegar a ese limite se cobrará más. A la vez el gobierno ataca a este sector garantizando dejarlos sin hogar si no pagan. Esta nueva ley ha provocado mucho debate y división entre los más pobres y los trabajadores. A menudo se escuchan comentarios de coraje por parte de algunos trabajadores ante la supuesta ayuda, al ver que se premia a quienes “no trabajan” y se castiga al que trabaja. El gobierno no solo ha tenido éxito en engañar a la gente con falsas promesas de subsidios y ayudas, sino que ha utilizado la oportunidad para dividir a la clase trabajadora.

La medida más reciente de activar a 1,000 soldados de la Guardia Nacional a que patrullen con la Policía de Puerto Rico, para endurecer la mano dura contra el crimen de este gobierno, es el ejemplo más claro de que el gobierno va a pasar toda una serie de leyes que representan un retroceso para los derechos conquistados que le pertenecen a la clase trabajadora, a los pobres y a los sectores marginados del país, y que para hacerlo va a reprimir y va a barrer con sus cuerpos represivos a cualquiera que se organice para impedirlo. Con un presupuesto absurdo de más de 200,000 dólares, que podrían ser invertidos para aliviar la crisis y la pobreza que vive la gran mayoría del país, el gobierno de Fortuño ha lanzado a la calle a estos cuerpos que cargan con sus armas largas para controlar a la población y para amedrentar a las uniones, a los estudiantes y a las comunidades.

La farsa más grande es que pretendan que con eso van a terminar con la criminalidad o la guerra de drogas. Sabemos que mientras las oportunidades de trabajo desaparezcan, mientras sea menos accesible la educación pública, mientras te amenacen con dejarte sin vivienda si no pagas el agua y la luz y mientras eliminen las procuradurías que ayudan a mejorar la vida de sectores marginados, la criminalidad y la violencia será algo común en nuestra sociedad.

Por eso nuestra tarea es organizarnos y luchar, porque el plan de Fortuño no se detiene, la única forma de detenerlo es convenciendo a la mayoría de las personas que no hay atajos para la lucha, no hay otra opción, hay que luchar.

Sorry, the comment form is closed at this time.

 
A %d blogueros les gusta esto: