Socialismo Internacional

Periódico de la Organización Socialista Internacional

Cuando luchamos, ganamos: Solidaria con la UPR la UNAM

Posted by Socialismo Internacional en abril 30, 2010

Ciudad de México, 30 de abril de 2010

Estimados compañeros,

Los estudiantes de la UNAM demostraron que cuando luchamos, ganamos.

Los estudiantes de la UNAM demostraron que cuando luchamos, ganamos.

Desde hace varios días habíamos querido escribirles para saludar la huelga que están llevando a cabo en la UPR, pero los últimos días han sido de mucho ajetreo. Somos del Comité Internacionalista, una organización que trabaja en el Colegio de Ciencias y Humanidades, plantel Sur, del sistema de bachillerato de la Universidad Nacional de México (UNAM). Uno de los ejes de nuestra lucha es de unir a los estudiantes a los trabajadores  en las diversas luchas de los explotados y oprimidos. El ajetreo del que les hablamos tiene que ver con que en los últimos días se intensificaron las amenazas de ataque de “porros” contra nuestra escuela.

Los porros, como los llamamos en México, son golpeadores que forman cuerpos de choque con el propósito de aplastar las luchas de los estudiantes, especialmente cuando éstas toman un giro que parece inapropiado o demasiado radical a sus patrones, las autoridades escolares. En muchos casos, algunos andan armados con pistolas y petardos, y hace un par de años mataron a un estudiante en el CCH Naucalpan. Hoy, el décimo aniversario de uno de esos grupos de choque, estuvo marcado para que estos gorilas intentaran tomar nuestra escuela. ¡Pero no lo lograron! Junto con otros estudiantes y trabajadores estuvimos haciendo agitación en la semana en prevención del ataque porril. Hoy, reunimos a más de 150 estudiantes y a una decena de trabajadores en la explanada central del CCH. Los porros, amedrentados, esperaron afuera durante varias horas hasta que se  marcharon derrotados.

Mientras todo esto pasaba, pensábamos en su lucha. Los intentos de destruir la educación pública, como bien saben ustedes, forman parte de una política auspiciada por los organismos financieros internacionales para su implementación en todo el mundo. En México, en 1999 el gobierno del entonces presidente Ernesto Zedillo, intentó imponer cuotas en la Universidad Nacional, la universidad más grande de América Latina, con sus más de 200,000 estudiantes y sus decenas de miles de trabajadores y de académicos. La arremetida de la clase dominante contra la UNAM tenía el propósito de expulsar a miles de estudiantes que no podrían pagar las cuotas y que, obviamente, provendrían de las de por sí pocas familias de trabajadores del campo y la ciudad que pueden enviar a sus hijos a las universidades.

La respuesta contra esta andanada patronal no se hizo esperar. Se estalló una huelga bastante tenaz que contó con el apoyo de decenas de miles de estudiantes y que ganó la solidaridad de muchísimos trabajadores en la ciudad de México y su zona conurbada. Camaradas nuestros participaron en esa lucha y lograron algo inédito, hasta donde sabemos, en América Latina: lograron que se formaran guardias de defensa de la huelga compuestas no sólo por estudiantes, sino por centenares de trabajadores de dos gremios clave: el Sindicato Mexicano de Electricistas (un poderoso sindicato que ahora se encuentra bajo ataque) y el Sindicato de Trabajadores de la UNAM. Estas guardias fueron fundamentales para impedir que el gobierno enviara al ejército y la policía de tomar la Ciudad Universitaria, el principal campus de la UNAM, lo que estuvieron al punto de hacer. La realización de estas guardias fue posible gracias a que se hizo una agitación de mayor envergadura, instando a diferentes sindicatos a estallar huelgas en solidaridad con la lucha estudiantil.

Y es que esa es la clave, compañeros: los trabajadores no sólo tienen interés de luchar en defensa de la educación pública en todos los niveles, sino que son también los únicos que tienen la fuerza para derrotar a la burguesía y sus gobernantes fantoches.

La huelga de la UNAM duró diez meses y sólo pudo ser suprimida mediante un ataque policíaco que llevó a la cárcel a un millar de estudiantes el 6 de febrero de 2000. A diez años de eso, sin embargo, hoy en la UNAM no se paga por ingresar. Nosotros, entretanto, luchamos no sólo porque la situación siga así, sino que queremos que todo el que quiera estudiar pueda hacerlo (lo que hoy en día no ocurre, pues cada año son rechazados más de cien mil aspirantes). Esto implica también luchar para que cada estudiante reciba un estipendio que le permita vivir. Obviamente, esto supone a su vez dar una lucha que trascienda el mero ámbito estudiantil y universitario.

Compañeros: nos llena de emoción la fuerza con la que libran su lucha. Sabemos también que varios sindicatos de trabajadores han declarado su solidaridad con la huelga en la UPR. ¡Hay que dar un paso y atraer a esos sindicatos, a los trabajadores que los forman en una sola lucha en defensa de la educación pública y gratuita, y en contra de los gobernantes coloniales de Puerto Rico, esos títeres del imperialismo!

Mañana en la marcha del Primero de Mayo llevaremos pancartas en solidaridad con su lucha. Con orgullo y admiración, diremos ¡Victoria a la huelga de la UPR!

Comité Internacionalista del CCH-Sur, UNAM

Anuncios

Sorry, the comment form is closed at this time.

 
A %d blogueros les gusta esto: