Socialismo Internacional

Periódico de la Organización Socialista Internacional

Efectos en la UPR del golpe de estado corporativo

Posted by Socialismo Internacional en septiembre 12, 2010

Comentario

Jorge Guaterole comenta sobre la relación del ataque patronal del gobierno contra la clase trabajadora y el ataque de la administración de la UPR contra los estudiantes, profesores y no docentes. Ambas alas de un mismo problema: las contradicciones del sistema capitalista “que nos conducen a incrementar la lucha en pro de los sectores que tradicionalmente han sido oprimidos.”

—————–

El 2010 ha sido un año difícil para Puerto Rico. Por un lado se pretende dar carácter de legalidad a un inclemente plan de deforestación y arrasar con valiosos recursos naturales con tal de despejarle el camino al insaciable lucro de los  desarrolladores del desastre ambiental. Por otro lado se encuentran en estado de incertidumbre miles de mujeres y hombres que producen la riqueza nacional con su trabajo diario arduo y en condiciones deplorables.  Estos laboriosos trabajador@s son ‘recompensados’  por el sistema capitalista con incesantes golpes en el costo de vida, amenazas por parte de acreedores y la constante intimidación patronal de unirse a los miles de desempleados. Los lacayos de la fuerza policiaca ponen en función su mano dura justificándola con el incremento estadístico de la violencia.

Pero ¿acaso no esta el sector trabajador sometido a una brutal violencia primaria por parte de el estado?   Toda persona que levante su voz y denuncie  las prácticas dictatoriales de este gobierno es criminalizada. Cualquier acto organizado que busque contener esta embestida por parte de la burguesía empresarial contra la gestión pública es considerado como terrorismo. Como si fuera poco la UPR, que tradicionalmente ha fungido como el principal foco vanguardista en el país, está asediada por quienes pretenden acallar cualquier resistencia. El gobierno se vale de la represión policiaca y el desmantelamiento institucionalizado para destruir lo que conllevó  un trabajo de décadas de militancia. En cambio seres como Fortuño y Pérez Riera, pulcros y refinados terroristas de oficina, gozan de un estilo de vida desahogado y con la mas pasmosa impunidad se valen de su posición para transformar el potencial futuro del país en grandes fortunas acumuladas en las cuentas bancarias de sus amigos de la milla de oro. Irónicamente todo ese saqueo y represión de corte fascista se ejecuta invocando  la soberana voluntad del pueblo.

¿Qué otra cosa se puede esperar cuando bestias depredadoras asumen la apariencia de protectores de algún bien? Si aterrizamos en la fauna política local cabría preguntarnos si de toda la jauría de ineptos depredadores que ostentan el mando del país habría tan sólo uno honesto y vertical.  Obviamente es mucho pedir a esta falange (claro en su versión caricaturesca y colonial pero no por eso menos siniestra). ¿Qué de bueno para la UPR habrá procedente de las intenciones de una persona como Ygrí Rivera? Seguramente personas así pondrán al servicio de nuestra alma mater sus pericias en la planificación logística de asesinar activistas como Arnaldo Darío Rosado y Carlos Soto Arriví.

De igual manera que el gobierno central se aprovecha de una crisis fiscal para justificar botar a la calle más de 30,000 padres y madres de familia; la administración central de la UPR  se vale de la situación fiscal en el sistema para reducir salarios y eliminar beneficios a catedráticos  y trabajadores, echar a la calle profesores por contrato, cerrar programas tan importantes y valiosos como el programa de Estudios de la Mujer y el Género, eliminar gran cantidad de secciones que redundaría en un hacinamiento de sobre 30 estudiantes en un salón de clases afectando negativamente el desempeño académico e incrementando la sobrecarga de trabajo que tendrán los profesores que  aún queden, entre otras barbaridades.  Pero aun con la situación precaria en la UPR  estos personajes de la Junta de Síndicos no han tenido reparo alguno en poner a guisar a la firma de abogados más cara del país: Macconeld-Valdez . Pero por qué extrañarse si hoy por hoy la fortaleza es prácticamente un centro de operaciones de dicho bufete corporativo. Ayudados por la mano santa de la publicidad electoral y el dirigismo ciego estos tarzanes de la milla de oro procedieron a reubicar el cubículo de uno de sus socios e instalarlo en la silla del primer ejecutivo para que desde allí siga con sus tareitas pendientes incluyendo las que puedan rendirle dividendos al sistema pseudo universitario Ana G. Méndez.

No hay duda de que la UPR está secuestrada por sus enemigos y buscan desmantelarla de múltiples maneras incluyendo la implantación de la cuota de 800 dólares en enero. Pero todo esto obedece a las formas explícitas y no disfrazadas mediante el cual la burguesía capitalista procura amasar con todo a merced de la clase trabajadora. Definitivamente esto es parte de las  contradicciones del sistema capitalista que nos conducen a incrementar la lucha en pro de los sectores que tradicionalmente han sido oprimidos. No podemos pasar por alto que en la pasada huelga estudiantil se obtuvieron logros significativos como la derogación de la certificación 98, el compromiso de no vender o enajenar como Alianza Público Privada a ningún recinto de la UPR, entre otros logros. También se logró desenmascarar a figuras determinantes como el presidente del comité de finanzas Agustín Cabral y a la misma Ygrí. Pero lo más importante es que en momentos en que se cuestionaba la efectividad de los métodos huelgarios como instrumento de lucha la gesta estudiantil por más de 62 días reinvindicó la huelga organizada y sustentada en el trabajo desde las bases, los comités de acción por facultad. De esta manera los estudiantes militantes y organizados le demostraron al pueblo de Puerto Rico que la lucha sí funciona y que la pasada huelga fue sólo el comienzo de grandes victorias que se aproximan en pro de una clase trabajadora sedienta de justicia, honestidad y sobre todo, real participación democrática. Es por tal razón que en la OSI creemos en el socialismo desde abajo como medio de emancipación popular y real difusión de una educación transformadora. ÚNETE.

Sorry, the comment form is closed at this time.

 
A %d blogueros les gusta esto: