Socialismo Internacional

Periódico de la Organización Socialista Internacional

Organización y acción para detener cuota de $800

Posted by Socialismo Internacional en noviembre 8, 2010

¡A preparar la huelga!

Las acciones irresponsables de la gerencia universitaria están llevando a la UPR a una situación de vida o muerte. Quien crea que es sólo un problema de mala administración se equivoca. Los administradores universitarios saben muy bien lo que buscan; está en marcha un plan consistente para desmantelar y transformar la UPR.

Para detener ese proyecto de universidad, llamamos a la preparación de un proceso huelgario intenso y contundente contra la administración universitaria, y también contra el gobierno. La encrucijada no se detendrá sin medidas extraordinarias que fuercen a los que verdaderamente mandan a detener la cuota y aumentar el presupuesto.

Las acciones irresponsables de la gerencia universitaria están llevando a la UPR a una situación de vida o muerte. Quien crea que es sólo un problema de mala administración se equivoca. Los administradores universitarios saben muy bien lo que buscan; está en marcha un plan consistente para desmantelar y transformar la UPR.

Para detener ese proyecto de universidad, llamamos a la preparación de un proceso huelgario intenso y contundente contra la administración universitaria, y también contra el gobierno. La encrucijada no se detendrá sin medidas extraordinarias que fuercen a los que verdaderamente mandan a detener la cuota y aumentar el presupuesto.

La UPR necesita una inyección urgente de dinero por parte de la legislatura para volver a operar adecuadamente. A la misma vez, necesita de cambios sustanciales en las estructuras de gobierno y administración para garantizar la buena utilización de los recursos y que las medidas de funcionamiento tomadas beneficien a la comunidad universitaria.

Toda decisión que no genere fondos suficientes y no atienda el serio problema de dictadura burocrática, dejará intacto el problema. Estaremos desvistiendo un santo para vestir otro.

La cuota de $800 dólares es la medida más reciente del plan destructor de la universidad pública. Evidencia la enorme transformación que está en curso en la UPR: de ‘universidad del pueblo’ a ‘universidad de élite’.

La Cuota de $800 tiene que ser eliminada

Un proceso de lucha para detener la cuota es urgente. Miles de estudiantes no podrían continuar estudios universitarios. Otros miles quedarían esclavizados a trabajos mal pagos y/o a préstamos estudiantiles el resto de sus vidas.

La cuota tiene que ser eliminada en su totalidad. La administración universitaria—en particular la Junta de Síndicos y el Presidente José R. De la Torre—impusieron la cuota de estabilización fiscal como una garantía al Banco Gubernamental de Fomento para la otorgación de un préstamo de $100 millones de dólares. En otras palabras, la gerencia universitaria nos hipotecó; nos obliga a pagar directamente por el problema presupuestario que ellos crearon junto al gobierno.

Por eso, en el proceso de lucha contra la cuota, no puede aceptarse otra cosa que la eliminación total de la Certificación #146 que impone la cuota. “Ni un paso atrás, ni un peso más” han gritado los Comités de Acción, ese llamado tiene que mantenerse firme.

Más fondos para la UPR

La solución al problema financiero está en aumentar el presupuesto. Como bien público, la UPR debe estar financiada por el estado. Eso es lo que significa que sea una universidad pública.

El gobierno alega que no tiene dinero, y con la excusa de la crisis económica intenta pasarnos la factura. La realidad es otra, y el enorme déficit presupuestario de la UPR es producto de las mismas decisiones del gobierno. La Ley 7, por ejemplo, le quita sobre $50 millones de dólares anuales a la UPR. Podría empezarse por devolverle ese dinero a la UPR.

¿Soluciones a la Cuota?

Un proyecto de ley sometido la semana pasada por el Presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz, crearía una beca estudiantil para pagar la cuota. El proyecto propone tomar un 10% de las ganancias de la Lotería para crear un Fondo de Beca.

Mientras que es evidente que es una movida politiquera de Rivera Schatz para proyectarse como el salvador de los estudiantes, refleja que sí es posible obtener más fondos para la universidad.

Si la legislatura quisiera—o se viese forzado a ello—pudiera aumentar los fondos permanentes de la UPR. Rivera Schatz asegura que pueden generarse alrededor de $30 millones de dólares para el Fondo de Beca, cantidad que proponemos, ingrese directamente al Fondo General de la UPR para que no se imponga la cuota.

Nuestro proceso de lucha tiene que dirigirse directamente a la legislatura. Después de todo, son el Senado y la Cámara de Representantes quienes deciden sobre los presupuestos. Por eso hablamos de huelga contra el gobierno.

La discusión sobre la Reforma Contributiva propuesta por Fortuño es un buen escenario para exigir más fondos. Si sobre $1,000 millones de dólares ingresarían al gobierno en los próximos dos años, como segura Fortuño, debemos exigir que se invierta una parte para subsanar el déficit de la UPR y detener las medidas de reestructuración impuestas por la Junta de Síndicos.

El falso cierre de la UPR y la pérdida de la acreditación

El  miedo del cierre de la UPR y de la pérdida de la acreditación de la Middle State son cucos viejos, parte del proceso de intimidación para que aceptemos la cuota. La realidad es que la probatoria de la MS es culpa de la administración universitaria.

El criterio fundamental de la probatoria es el Estándar 4 de Liderato y Gobernanza referente a la falta de coherencia en la administración, la ausencia de comunicación con la comunidad universitaria y la falta de claridad y pureza en la selección de los puestos directivos. El ejemplo más reciente fue la selección arbitraria de Ana Guadalupe Quiñones  como rectora en propiedad del Recinto de Río Piedras, en contra de todas las recomendaciones de la comunidad universitaria.

La huelga estudiantil fue evaluada bajo es Estándar 11 de Ofrecimientos Académicos, concluyendo que durante la evaluación inicial de la MS—mientras estábamos en huelga—no podían asegurarse la continuidad de los ofrecimientos académicos. Claro está, la huelga acabó en junio, y desde entonces, todos los ofrecimientos académicos (clases, notas, graduaciones, etc.) se han cumplido. Los únicos que siguen poniendo en riesgo la UPR son los administradores.

¿Por qué preparar una huelga?

La gerencia universitaria puede sobrevivir todas las marchas que hagamos. Puede ver con respeto y asombro todos los piquetes y manifestaciones que realicemos, y esperar a que el tiempo pase, llegue enero, y enviarnos la factura de nuestra próximo matrícula por correo, y con cuota. Lo que no puede aguantar es que afectemos los intereses que ellos defienden, tanto al interior como al exterior de la UPR.

Llamar a la preparación de la huelga no es lo mismo que llamar a realizarla inmediatamente. Reconocemos que es necesario construir un intenso proceso de organización para enfrentarnos a la administración universitaria y al gobierno. Ese proceso organizativo que se levantó durante la huelga y ha continuado sin huelga, necesita intensificarse en las próximas semanas.

En el plazo de tiempo que no estemos en huelga, debemos intentar reunirnos con los administradores. El estudiantado debe hacer todo lo que pueda para eliminar la Certificación #146 antes de recurrir a la huelga, pero hay que reconocer que es el arma más poderosa que tenemos.

Nuestro llamado es a dar los pasos, abrir los foros y comenzar la preparación de una huelga estudiantil masiva. Sólo un proceso huelgario volverá a poner de rodillas a los administradores.

Anuncios

Sorry, the comment form is closed at this time.

 
A %d blogueros les gusta esto: