Socialismo Internacional

Periódico de la Organización Socialista Internacional

¡Ni un paso atrás! Comienza la huelga de estudiantes

Posted by Socialismo Internacional en diciembre 14, 2010

La masa de estudiantes toma la Avenida Ponce de León.

La UPR está en huelga. Esa es la noticia de hoy en todos los medios de Puerto Rico. El gobierno de Luis Fortuño enfrenta su segunda huelga de estudiantes en un año. Esto a pesar de que la administración de la Universidad de Puerto Rico impuso una ley de mordaza que prohíbe las manifestaciones publicas de todo tipo, esto a pesar de que el Tribunal Supremo de Puerto Rico decidió quitarle el derecho a protestar a toda la comunidad universitaria.

 

Los estudiantes continúan dando el ejemplo de que luchar no es sólo posible, sino que es la única alternativa. Alma Torres reporta sobre el primer día de la segunda huelga de los estudiantes en el año 2010.

A eso de la media noche del lunes 13 de diciembre del 2010, los medios de prensa estaban apostados frente a las principales entradas del recinto de Río Piedras esperando que iniciará la tan esperada huelga. Las horas pasaron y dieron las 8 de la mañana del día 14 y era más la presencia policial en el recinto que la de los estudiantes. En los medios se especulaba sobre los posibles escenarios del día; muertes, arrestos y violencia era lo único que se escuchaba. Intentando a todas luces intimidar y desmovilizar a los estudiantes.

Por otro lado, la administración de la UPR sólo prometía que iba a ser un día “normal” de clases. Pero dieron las 8:30 de la mañana y un enorme grupo de estudiantes se encontró en la Torre de la Universidad y comenzaron a cantar consignas marchando por todo el recinto. La policía dentro del campus, loca y sin idea, hizo filas para impedir el paso de la masa de estudiantes, pero los estudiantes sólo cambiaban de dirección y seguían marchando.

Así transcurrió la mañana con una marcha de más de 1,000 personas dentro del recinto que luego llegó hasta la Ave. Piñero, paralizando el transito, y de nuevo dejando a la policía con las ganas de una confrontación. “Lo más importante del día de hoy fue el elemento sorpresa. Cada vez que una unidad de la policía se disponía a reprimirnos se topaban con que nosotros cambiábamos de dirección”, dijo un estudiante.

Y es que la huelga que ha comenzado no necesita escudarse dentro de los portones o las entradas del recinto para detener las clases, la inventiva del movimiento estudiantil ha probado no tener limites y esta vez apuestan a una huelga que rompa los esquemas.

Ha habido mucho debate entorno a la huelga que comenzó hoy. Algunos aseguran que no tendrá el apoyo masivo de la huelga pasada, otros han repudiado con mucha severidad las acciones “violentas” del pasado martes en el primer día del paro. Pero la realidad es que esta huelga no será igual que la huelga anterior, y los estudiantes tampoco  aspiran a eso.

Es mucho el coraje que existe contra el gobierno de Luis Fortuño. Su gobierno a dejado a más de 40,000 personas en la calle sin empleo, su administración ha ocasionado que miles de personas pierdan sus hogares al no poder pagar sus hipotecas y al desalojar comunidades completas, también ha quitado derechos adquiridos como los aumentos salariales, los bonos, el derecho a planes médico, el plan de retiro de los empleados y muchos otros derechos que otorgan los convenios colectivos de la mayoría de los sindicatos en el país. No es casualidad que los casos de suicidio han aumentado drásticamente y no se debe a la “falta de valores” como nos quieren hacer creer, se debe a una profunda crisis social que se vive en la isla.

También el gobierno ha continuado el plan de privatización de la educación pública haciéndola cada vez más inaccesible. El medio ambiente también ha estado bajo amenaza y así lo demuestra el proyecto del Gasoducto y las enmiendas a la ley de protección de la zona cársica.

A esto se le suma, que ante todo esto, la respuesta de los sindicatos del país fue convocar decenas de marchas, asambleas, paros y un llamado vació a una huelga general que nunca tuvieron la voluntad de hacer. Sin embargo, era lo único que podía detener el plan de Fortuño y la clase empresarial.

El resultado de esto es una masa de estudiantes que no están dispuestos a entregar su futuro, sus derechos y su vida al mismo discurso falso del “sacrificio por el bien del pueblo” cuando ven como el gobierno destruye sus vidas mientras garantiza la paz para la clase pudiente.

La decisión del Tribunal Supremo, la policía estatal con su cuartel rodante dentro del recinto y la ley de mordaza de la rectora, no sorprende ya a los estudiantes.

Es en este contexto que estamos aquí hoy. Por eso, a diferencia de la última huelga, los estudiantes no lo pensarán mucho cuando se tengan que romper los cristales y explotar las gomas de una guagua de un cuerpo represivo. Por eso hoy están más que nunca dispuestos a enfrentar suspensiones, arrestos, golpes y represión. El tener la universidad ocupada  por la policía no será un impedimento para esta huelga.

La estudiante Marimer Berberena explica:

En comparación con la huelga pasada, al ser una huelga distinta, no de portones o desde adentro, nos permite que sea más amplia. Ahora no hay una dinámica internista en donde sólo participan los que están adentro, ahora pueden participar más personas porque estamos en todos lados. Muchos están llegando sin ser convocados. También hemos aprendido de la huelga pasada y hemos cambiado la estructura organizativa. Antes teníamos sólo “democracia participativa” en donde todo se tenía que discutir y aprobar por el pleno, aunque esto era sumamente democrático muchas veces era un impedimento a la hora de tomar decisiones. Ahora podemos discutir todo en el pleno pero los líderes, escogidos democráticamente, también se pueden reunir y tomar decisiones que respondan al sentir de las bases sin que tengamos que tener tantas reuniones, esto nos permite agilidad y descanso.

La lucha de los estudiantes es mucho más que una lucha por parar el aumento en la matrícula. Lo que está en juego es el futuro de la educación pública en el país. Lo que está en juego también es toda una agenda neoliberal y dictatorial que el gobierno de Fortuño va ha continuar imponiendo de no encontrar una verdadera oposición.

Como socialistas aspiramos a una educación pública, gratuita y de excelencia. Eso implica que el gobierno facilite que todos puedan estudiar y que se creen organismos que permitan que exista autonomía educativa en la cual los  trabajadores y estudiantes decidan cómo mejor educarse como pueblo, porque  en la educación a la que aspiramos, todos aprendemos de todos.

No queremos una universidad que tenga a un cuerpo represivo como el ROTC que engaña a jóvenes pobres que no les queda otro remedio que venderse al ejército para sobrevivir en una sociedad desigual, tampoco queremos una universidad que tenga un teatro privatizado por el Banco Popular en donde las artes son para privilegiados de la clase alta y elitista, no aspiramos al sueño capitalista de estudiar para entregar nuestras mentes a farmacéuticas millonarias que se enfocan más en encontrar varias medicinas para aliviar un mismo síntoma en vez de buscar la cura para la enfermedad.

El capitalismo es una enfermedad que no tiene cura, por más que le metas cuanta “medicina amarga” quieras. Si nos dejamos, el capitalismo simplemente nos destruye y continúa funcionando sin problema. Ahora bien, si decidimos luchar juntos, no habrá medicina alguna que lo pueda salvar.

¡Fuera la policía estatal de la UPR!

¡Pal Carajo la Cuota!

¡A defender la educación pública!

¡Solidaridad!

¡Esta lucha es de todos!

De parte de la Organización Socialista Internacional (OSI) hacemos un llamado a todos nuestros lectores a que demuestren su repudio al gobierno dictatorial de Luis Fortuño. La solidaridad internacional será vital para que nuestra lucha pueda vencer.

Lee el documento: Tribunal Supremo Viola Nuestros Derechos

Sorry, the comment form is closed at this time.

 
A %d blogueros les gusta esto: