Socialismo Internacional

Periódico de la Organización Socialista Internacional

Desobedientes civiles por Oscar retan autoridad federal

Posted by Socialismo Internacional en julio 9, 2013

DesobedienciaOscar_OSIAl son de “Federal, federal, conmigo no te equivoques, nosotros vamo’ a luchar como lo hizo Oscar López”  se escuchaban solidarios y marcando la clave los confinados de la Cárcel Federal en Guaynabo.  Y es que hoy, 8 de julio, a eso de las 7:15 am, un grupo de activistas decidió hacer un sit-in en desobediencia civil contra la injusta y cruel sentencia de cárcel que sufre el prisionero político Oscar López Rivera.

Treinta y dos años cumplidos de una sentencia de 70 años lo hacen el prisionero político de más tiempo encarcelado por la independencia de Puerto Rico.  Es entonces que este colectivo, conformado por diferentes organizaciones políticas y por activistas independientes, deciden exigir la liberación de López de la misma manera que él lo hubiese hecho: protestando y resistiendo.

José Soto reporta sobre esta actividad de desobediencia civil que exige la excarcelación de Oscar López Rivera. A su vez argumenta que la lucha de Oscar hay que rescatarla y contextualizarla con las luchas contra el sistema capitalista en el presente.

Así fue.  En horas de las mañana un grupo de alrededor de 20 a 30 personas tomaron el portón secundario de la Cárcel Federal con carácter desobediente—protestando y resistiendo efectivamente.  Otras 20 a 30 se congregaban alrededor de l@s activistas para mostrar su apoyo y garantizar su seguridad.  Juntos comenzaban los canticos y gritos de consignas igualmente desobedientes.

SONY DSCLa seguridad de la prisión fue evidentemente sorprendida.  El portón comenzó a cerrarse.  No poco tardó el gobierno federal en mostrar su imagen represiva.  Al otro lado del portón: Un agente con una cámara de grabar comenzó lo que en la jerga revolucionaria conocemos como carpeteo, el desfile de guardias de corrección de todos los tamaños flexionando sus músculos, con sus rostros tapados, cargaban conocidas latas de spray pimienta y otras no tan conocidas; llevaban también consigo pistolas largas de balas de goma.

Desde adentro de la prisión: un sector retumbaba las paredes con sonidos rítmicos para hacerse visible y solidario.  La alianza no es extraña: se evidencia la represión capitalista a través de las paredes.

En nuestro lado del portón: un puñado de policías estatales, en clara cooperación con los federales, intentaron cercarnos con sus cuerpos para mantener el transito corriendo.

Nada de eso funcionó.  L@s manifestantes se mantuvieron sentad@s, con las muy frecuentes excepciones en que se levantaban para retar verbalmente a la autoridad o en los momentos que se celebraba la llegada de más agentes de orden: no había miedo.  Mientras los agentes modelaban represión, l@s activistas practicaban resistencia.

Sin embargo, mucho más que exigirle al gobierno federal la excarcelación de Oscar, hoy, también se afirman unas características que describían—y describen—a este revolucionario.  Se afirma la lucha de l@s oprimid@s y marginad@s a exigir mejores condiciones de vida: viviendas dignas, plan médico efectivo y público, repartición de las riquezas equitativamente, transportación pública, entre otras. Condiciones por las cuales Oscar López luchó como activista comunitario en las barriadas y ghettos puertorriqueños en Chicago.  Se afirma y exige el cese de la tendencia imperialista en el capitalismo que explota y coloniza diferentes países del mundo (especialmente en América Latina, las Antillas y el continente africano); justo como expresó y practicó mediante la lucha revolucionaria como miembro de las Fuerzas Armadas de Liberación Nacional.

También, el sit-in realizado hoy por vari@s compañer@s socialistas e independentistas, permite traer esta lucha a donde pertenece: la lucha desde abajo.  Al igual que lo están haciendo otras actividades como las caminatas por Oscar y otras acciones de movilización y concientización del pueblo por la liberación de Oscar.

El Partido Popular Democrático (PPD) trató, de forma oportuna, de apoderarse del reclamo de libertad de Oscar hace unas semanas atrás cuando García Padilla hizo un llamado a la excarcelación de Oscar. Si el PPD habla hoy de Oscar es porque ha sentido la presión de las protestas y manifestaciones que se han realizado en los últimos meses, y años. Por parte del PPDhemos visto una estrategia repetitiva para tratar de calmar el enojo y la rabia de un pueblo que no aguanta ni una política de privatización más: la falsa empatía con las causas sociales, el famoso populismo de retorica.  Lejos de crear planes concretos y políticas públicas que verdaderamente sirvan al pueblo trabajador de la Isla, hemos visto como este Partido—al igual que su predecesor—sigue enriqueciendo los bolsillos de una minoría ya enriquecida y convirtiendo en privilegios derechos que habían sido adquiridos por medio de luchas anteriores. Por eso cuando el PPD y otros oportunistas hablan de Oscar y de la libertad nos provoca furia, porque quieren apoderarse de un discurso que se contradice en la practica. 

Esta actividad deja evidenciado que el reclamo de excarcelación de Oscar López es mucho más que una campaña mediática político-partidista. La lucha de Oscar es nuestra lucha no la de la clase en poder.

La sentencia de este hombre no es mero simbolismo idealista. Su sentencia nos recuerda la práctica revolucionaria por una sociedad que se construye desde abajo.

Anuncios

Sorry, the comment form is closed at this time.

 
A %d blogueros les gusta esto: