Socialismo Internacional

Periódico de la Organización Socialista Internacional

Imperialismo, sectarismo y la revolución en Siria

Posted by Socialismo Internacional en septiembre 6, 2013

7336280998_ab5b2b23a0_b_d-1

Mientras Estados Unidos intenta mover todas las fichas para lograr una intervención militar en Siria, sectores que luchan por la revolución y la verdadera democracia en Siria se mantienen firmes en su rechazo a esta intervención imperialista que tiene como único objetivo velar por los intereses de Estados Unidos e Israel.

Un ataque militar liderado por Estados Unidos no sólo aumentará las muertes, sino además jugará en las manos del régimen, que podrá fustigar razones nacionalistas para justificar una represión aún más brutal. EE.UU. y su aliado Turquía ya están tratando de atraer a los kurdos sirios a adoptar el régimen pro-estadounidense en el Kurdistán iraquí. La intervención de EE.UU. no hará sino agravar la violencia étnica y sectaria, como ocurrió en Irak, que está sufriendo hoy la peor violencia sectaria desde 2008.

Mientras a las potencias imperialistas occidentales y sus aliados regionales les gustaría ver Assad fuera, ellos están dispuestos a tolerar su gobierno por el momento con el fin de evitar de un cambio revolucionario en Siria. Como la Corriente de Izquierda Revolucionaria Siria lo puso en un comunicado después del ataque en Ghouta:

Nuestra revolución no tiene ningún aliado sincero, a excepción de las revoluciones de los pueblos de la región y del mundo, y los militantes que luchan para liberarse de regímenes oscurantistas, opresores y explotadores.

Compartimos una entrevista con Joseph Daher es miembro de la Corriente de Izquierda Revolucionaria de Siria y corre el blog: Syria Freedom Forever, habló con Marcus Goudkamp de Solidarity sobre la revolución en Siria.

¿Puede explicar algunos de los factores económicos y sociales que sustentan el levantamiento?

Los credenciales burgueses del régimen comenzaron en 1970, cuando Hafez al Assad puso fin a algunas políticas radicales de la década del 1960 del ala izquierda de su partido, el Baath. Se aceleraron con la implementación de las políticas económicas neoliberales  cuando su hijo, Bashar al Assad tomó poder en 2000. Estas políticas beneficiaron sobre todo a una pequeña oligarquía.

Rami Makhlouf, primo de Basharal al-Assad, representa el proceso al estilo mafia de la privatización dirigida por el régimen. Un proceso de privatización que creó nuevos monopolios en manos de los familiares de Bashar al-Assad, mientras la calidad de los bienes y servicios al pueblo se redujo. Estas reformas económicas neoliberales permiten la apropiación del poder económico por parte de los ricos y poderosos.

Al mismo tiempo, el sector financiero se ha desarrollado con los bancos privados, compañías de seguros, la bolsa de valores de Damasco y oficinas de cambio de moneda. Las políticas neoliberales han cumplido con la clase alta y los inversionistas extranjeros, especialmente del Golfo Pérsico, a expensas de la gran mayoría de los sirios, que han sido golpeados por la inflación y el aumento del costo de vida.

Estas políticas, aceleradas por la salvaje represión de cualquier protesta popular y de la clase trabajadora desde la década de 2000, han tenido efectos devastadores. La cuota de capital del Producto Interno Bruto aumentó  a 72 por ciento en 2005, más de un tercio de la población cayó por debajo de la línea de la pobreza( menos de un dólar por día ) y casi la mitad viven alrededor de este umbral( $2 o menos al día ). Antes de la Revolución había entre 20-25% de desempleo, alcanzando el 55% para los menores de 25 años( en un país donde las personas menores de 30 años  son el 65% de la población total). El porcentaje de los sirios  que viven bajo el nivel de la pobreza aumentó del 11% en 2000 al 33% en 2010. Es decir, alrededor de siete millones de sirios viven alrededor o por debajo del umbral de la pobreza.

Los levantamientos de Idlib  y Deraa y como en los suburbios de Damasco y Aleppo, áreas que son bastiones históricos del Partido Baath, que no habían participado de forma masiva en la insurrección 1980, han protagonizado masivas movilizaciones en el presente. Esto demuestra la participación de las víctimas del neoliberalismo en esta revolución.

¿Cómo describiría el actual equilibrio de fuerzas en Siria?

El equilibrio de las fuerzas militares es claramente del lado del régimen. Se ha prestado de manera continua armas de sus aliados (Irán y Rusia), altos flujos de dinero y en el caso de Hezbollah, han participado directamente en el terreno, mientras entrena algunos nuevos soldados.

Por otro lado, el Ejército Libre de Siria (FSA, en sus siglas en inglés ) carece por completo de cualquier material real y de apoyo financiero. Las fuerzas  reaccionarias islamistas como Jabhat al Nursa y el Estado Islámico de Irak y Levante (ISIL, en sus siglas en inglés ) están siendo bien financiadas por algunos países del Golfo.

Ellos financian las fuerzas reaccionarias islamistas para transformar la revolución Siria en una guerra sectaria. La victoria de la revolución en Siria y su extensión a la región sería una amenazas a sus propios regímenes.

No olvidemos también que las tensiones entre los grupos de la FSA y las fuerzas islamistas de Jahbat al Nursa y ISIL se han ampliado recientemente. Estos últimos están acusados de asesinar miembros de la FSA, incluyendo a Fadi al-Qash, jefe de un batallón de la FSA y a sus dos hermanos.

El ISIL también expulsó a las fuerzas de la FSA de varias regiones que la FSA había liberado y declaró su voluntad de establecer emiratos islámicos, mientras se niega luchar en el frente de batalla en las ciudades de Aleppo, Homs y Khan al Asal.

A pesar de la clara ventaja del régimen militar y su destrucción, la determinación del movimiento popular sirio no ha disminuido. Hay continuas manifestaciones y otras formas de resistencia en muchas regiones de Siria.

¿Cómo es que en cara de esa fuerza militar desigual, el pueblo sirio continúa resistiendo?

No hay vuelta atrás a la era del régimen de Assad y no hay alternativa a la continuación de la revolución. Una de las principales consignas en Siria cantada por los manifestantes es:”Más bien la muerte que la humillación”. Además, el movimiento popular sirio sabe muy bien que si deja de luchar se enfrentarán a la terrible represión del régimen.

¿Qué papel desempeñan los Comités Locales de Coordinación (LCC) en las zonas controladas por la oposición y que tipo de apoyo tienen?

La LCC es sólo u actor dentro del movimiento popular, concentrando su trabajo, especialmente en la provisión de información, videos de manifestaciones y trabaja desde las bases de los consejos populares locales para la prestación de servicios a la población local y a los refugiados internos.

Tenemos que comprender el papel crucial que desempeñados por los comités populares y las organizaciones por la continuación del proceso revolucionario, son los actores que en definitiva permiten que el movimiento popular resista. Esto no es socavar el papel de la resistencia armada, pero incluso, también son dependientes del movimiento popular para continuar la batalla, de lo contrario sin ella no tendría ninguna oportunidad.

¿Cuál es su respuesta a la parte de la izquierda que afirman que la oposición Siria son aliados del imperialismo occidental y los ricos estados poderosos del Golfo?

El problema con algunos de la izquierda occidental, especialmente los estalinistas, es que han estado analizando el proceso revolucionario sirio desde una perspectiva geopolítica, ignorando por completo la dinámica socio-económica y política sobre el terreno de Siria. Muchos de ellos también consideran a Irán, Rusia o Siria estados anti-imperialistas que luchan contra los EE.UU., lo que está mal en todos los aspectos. Nuestra elección no debería ser, elegir entre EE.UU. y Arabia Saudí o Irán y Rusia, nuestra elección está en las masas revolucionarias que luchan por su emancipación.

Como escribió Pierre Frank, trotskista francés: ” Tengamos en cuenta que los grandes teóricos del marxismo no hicieron más que definir el carácter político de un régimen burgués por las posiciones que este llevó a cabo en el ámbito de la política exterior, sino única y exclusivamente por la posición que ocupaba en relación a las clases que componen la nación”.

Además, ambas partes han tratado de imponer una solución desde arriba, la de mantener el régimen con una solución yemení ( cambiar el jefe del régimen, mientras se mantiene la estructura ). La única diferencia entre las posiciones de los gobiernos occidentales y las monarquías del Golfo, por un lado Irán, Rusia,y las posiciones de China, por otro lado, sigue siendo la misma: cual es el destino para el dictador Bashar al-Assad? Rusia quiere mantener al dictador, mientras que las potencias occidentales quieren un nuevo líder, mas abierto a sus intereses que Bashar al-Assad.

Ha habido informes de los grupo islamistas armados que atacan a otros grupos de la oposición. ¿Que impacto ha tenido esto en la oposición y como han respondido las fuerzas revolucionarias?

Las masas revolucionarias sirias se han opuesto cada vez más a la política autoritaria y reaccionaria de estos grupos. En la ciudad de Raqqa, que ha sido liberada  de las fuerzas del régimen desde marzo de 2013, se produjeron numerosas manifestaciones populares contra las acciones autoritarias de Jabhat al Nursa y ISIL. Manifestaciones similares tuvieron lugar con las masas que desafían este tipo de comportamiento en Aleppo y otras ciudades.

Hay que decir también que Jahbat al Nursa no ha dudado en llegar a acuerdos con el régimen de Assad, por ejemplo, el régimen está pagando más de $150 millones de liras

( $2.4 millones de dólares ) mensuales para garantizar el flujo de petróleo a través de dos grandes ductos en Banias y Latakia. Combatientes de Jabhat al Nursa también han participado en otras complicidades con el régimen.

El Consejo Nacional Sirio, en lugar de defender los principios de la revolución y hacer todo lo posible en desarrollar los componentes democráticos de la FSA, permitió que estos grupos, que son y siempre fueron parte de la contra-revolución desde su creación, desarrollarse sin condenarlos y en realidad darles protección. Estos grupos, al igual que el régimen sirio, quieren dividir al pueblo sirio en entidades sectarias y étnicas. La revolución Siria quiere romper la división sectaria y étnica.

¿Cuál ha sido la respuesta a los recientes ataques de los islamistas en las zonas kurdas?

Hemos visto el apoyo de diversos comités populares en Siria hacia las masas kurdas y contra las acciones de los grupos islamistas, y otros se unieron a las milicias kurdas y denuncian los abusos cometidos por los grupos islamistas.

La oposición tradicional, de los islamistas, a los nacionalistas y liberales, está a favor de los derechos culturales kurdos, pero no de su autonomía. La Corriente Izquierda Revolucionaria en Siria ha reafirmado su compromiso y apoyo a la auto determinación del pueblo kurdo en Siria. El apoyo a la auto determinación del pueblo kurdo no nos impide en desear ver al pueblo kurdo ser socio en la lucha contra el régimen de Assad, y en la construcción de un futuro de Siria democrática, socialista y secular.

También condenamos el comportamiento de los islamistas y otras fuerzas reaccionarias en sus intentos de dividir al pueblo sirio. Del mismo modo, la negativa de algunos miembros de la oposición siria, incluido el Consejo Nacional Sirio (CNS), en reconocer los derechos del pueblo kurdo en Siria, es inaceptable, y no son diferentes a las políticas nacionalistas del régimen de Assad.

¿Qué distintas organizaciones de izquierda y fuerzas existen dentro del movimiento revolucionario sirio?

Diferentes fuerzas de izquierda han estado involucrados en el proceso revolucionario sirio desde que comenzó el proceso revolucionario. Podemos contar numerosos pequeños grupos de izquierda y jóvenes en Siria que participan en el proceso revolucionario, en los comités populares desde las bases, en la organización de las manifestaciones y en la prestación de los servicios a la población. La izquierda en su mayoría se ha dedicado a la obra civil, en oposición al trabajo armado.

Desde el principio, a pesar de nuestras modestas capacidades, nosotros, la Corriente de Izquierda Revolucionaria nunca ha fallado ni una sola vez en nuestro compromiso con la revolución, llamando a la democracia y al socialismo. Hemos luchado al lado del pueblo y de todas las fuerzas democráticas para la victoria de la gran revolución popular, así como nosotros luchamos por la formación de un partido obrero socialista.

Anuncios

Sorry, the comment form is closed at this time.

 
A %d blogueros les gusta esto: