Socialismo Internacional

Periódico de la Organización Socialista Internacional

UPR amenaza derecho a huelga

Posted by Socialismo Internacional en mayo 5, 2014

ST cayeyLa Rectoría de la UPR de Cayey y el Decanato de Administración intentan destruir la capacidad de lucha del Sindicato de Trabajadores de la UPR (ST). Para lograrlo, han suspendido de empleo y sueldo al delegado del recinto quien es delegado hace 8 años, Luis Martínez, y sometieron al tribunal una demanda civil por daños, sabotaje y obstrucción a los servicios esenciales contra el (ST). En la demanda piden más de 200 mil dólares.

Los alegados sucesos de sabotaje están relacionados al paro de 48 horas que llevó la unión en Cayey en defensa de 13 compañer@s cuyos contratos no fueron renovados, quedando en la calle. Detrás de esta ofensiva judicial está el intento de intimidar a un sector laboral activo en las denuncias de los atropellos patronales.

Los líderes locales del ST vincularon correctamente la negativa de renovación de contrato por parte de la administración como una amenaza al derecho al trabajo de todos los empleados. Con una energía poco usual en estos tiempos, los unionad@s discutieron lo que estaba pasando, planificaron en secreto sus acciones, e implementaron con fuerza su decisión. Tuvieron claro la vieja consigna de un golpe a uno es un golpe a todos, y paralizaron el recinto de Cayey los días 26 y 27 de febrero como el gesto más contundente de solidaridad que puede tener un trabajador o trabajadora con otro, el arriesgar su propio empleo por la condición de empleo de un compañero o compañera.

La negativa del patrono a negociar si quiera con los unionados fue tajante desde el inicio. Samuel González, Decano de Administración del recinto, y quien en el pasado cargara con el prestigio de haber sido huelguista estudiantil en la famosa huelga de 1981, ha terminado siendo un personero patronal

más. Aquel que se quejara de la injusticia de la sociedad, hoy es instrumento fácil de injusticia contra decenas de trabajadores de la UPR.

Todos en la universidad saben que las acusaciones contra la unión y Luis Martínez son infundados, que son mentiras. Los militantes de la OSI que estuvimos en el paro de 48 vimos junto a decenas de unionados cómo miembros de la policía inspeccionaron edificio por edificio del recinto sin encontrar un solo rastro de nada que pudiera acercarse a sabotaje. De esos se encargaron personalmente muchos de los unionados y unionadas, de vigilar la propiedad, de “cuidar los edificios”.

sindicato de trabajadores 2Se trata de una ecuación muy clara para nosotr@s: intimidar aún más a los sectores que luchan en el Recinto. Lo que busca Samuel González y rectoría podría constituir un precedente muy malo para el resto de los sectores universitarios en lucha, pues de salirse con la suya, la UPR podría continuar esa lógica contra la HEEND, o incluso contra los estudiantes. Frente al paro estudiantil en el recinto de Río Piedras del próximo 23 de abril, un profesor ha levantado el mismo argumento de “demandar a los estudiantes huelguistas.”

En el fondo no es nada nuevo. Los tribunales han sido siempre instrumentos de los patronos y poderosos contra pobres, trabajadores y trabajadoras. En aquellos casos donde fallan contra X o Y injusticia lo hacen solo porque hay lucha. Así lo demuestra la reciente decisión del Tribunal Supremo de Puerto Rico al derogar parcialmente la Ley 160 que le quitaba el retiro a los maestros y maestras. Hoy más que nunca “no hay triunfo sin lucha.”

El Sindicato de Trabajadores de la UPR en Cayey necesita de toda la solidaridad activa posible. La terrible injusticia que se comete contra su delegado, Luis Martínez, tiene que denunciarse con fuerza por todos los medios posibles. Es necesaria la solidaridad del movimiento estudiantil cayeyano y de los líderes de la Hermandad de Empleados Exentos No Docentes (HEEND). ¡Ninguna agresión sin respuesta!

Anuncios

Sorry, the comment form is closed at this time.

 
A %d blogueros les gusta esto: