Socialismo Internacional

Periódico de la Organización Socialista Internacional

Un sentimiento de lucha que nace de la indignación

Posted by Socialismo Internacional en septiembre 23, 2014

-1

Cartel a la entrada de la escuela Luis Muñoz Rivera 1

La educación pública en Puerto Rico ha estado bajo ataque, de manera consistente y sin importar qué partido esté en el poder, durante los últimos 14 años. A la primera oportunidad y escudados con la supuesta crisis, rojos y azules han recurrido a privatizar servicios en las escuelas del país, han eliminado plazas de trabajo, han recortado fondos y han ignorado las condiciones en qué se estudia y se enseña para poco a poco crear el escenario para el cierre de planteles.

Durante el primer semestre escolar del 2014, de enero a mayo, el rumor de una cantidad de cierres de escuelas corrió por los diferentes sectores y comunidades del país. Algunos se prepararon para lo peor, el cierre del centro donde trabajan o el lugar donde estudian sus hijos y pasan gran parte de su día.

Pero hay muchas y muchos que se han movilizado desde que escucharon el rumor. Un rumor que pronto se volvió en realidad, con la noticia de que cerrarían alrededor de 100 escuelas en la isla. La excusa o justificación: que estas escuelas no cumplen con los requisitos para permanecer abiertas.

La lógica de quienes administran este gobierno es que la crisis la pague el pueblo y en especifico los niños y niñas de escuelas públicas, quienes sin duda son los más afectados de todo este proceso. Para el gobierno estos estudiantes son un número más, un signo de dólar.

Una de las escuelas afectadas por el cierre es la escuela Luis Muñoz Rivera 1 en el sector Las Bayas en Ponce. Alma Torres fue a la escuela para conocer de primera mano la historia de esta comunidad en lucha.

Resistencia y acción

“Resistencia, cansarse de tanto atropello y perder el miedo…tienen que quitar ese miedo y unirse…Tiene que haber un sentimiento que nace del atropello.”-Mary Vázquez

Resistencia, una palabra que ha cobrado acción, algo que conoce muy bien Mary Vázquez. Mary es madre de una niña de 10 años que está en 5to grado y que ha estudiado desde kinder en la escuela Luis Muñoz Rivera 1, es residente de Ponce y reconoce que esta lucha es algo nuevo para ella, algo distinto que nunca antes había experimentado.

Es de esperarse que Mary sea una de las líderes de esta lucha. Mary ha estado involucrada y activa en la escuela de su hija desde que comenzó. Autogestión, no ha faltado nunca la iniciativa de moverse y lograr cambios en la escuela para defender la educación de esta comunidad escolar. Padres y madres han puesto el plantel en las condiciones en la que están, desde pintar una pared hasta mover cielo y tierra para instalar aires y abanicos en los salones.

Por eso la noticia de que esta escuela cerraría desató la más grande indignación. El 16 de mayo, en una actividad que celebraba los logros de los estudiantes de la Muñoz Rivera 1, con micrófono en mano y en medio de una cancha llena de padres y estudiantes, la directora del plantel anunció que en agosto del 2014 la escuela estaría cerrada. La reacción de los allí presentes fue de gran frustración, algunos consolaban a sus hijos que lloraban ante la noticia, otros de inmediato cuestionaron y se movieron para resistir el cierre. Días después se montó un campamento en frente de la escuela.

Así comenzó una jornada de lucha inevitable por defender la escuela de la comunidad. Una escuela que lleva 62 años abierta en el mismo lugar y que ha avanzado con los años gracias a que tiene una comunidad involucrada. Una escuela con salones de computadora, con dos salones especializados para estudiantes de educación especial, con cancha y con un ambiente natural maravilloso que se siente al entrar por el portón. La escuela además es refugio de la comunidad en temporadas de huracanes, lo que significa que se confía en su planta física para brindar seguridad a las personas.

timthumb

Mary Vázquez, con otra madre en lucha, en desobediencia civil en el DE.

El perfil de esta comunidad en lucha son en su gran mayoría mujeres, madres solteras y trabajadoras. Comenzaron a organizarse en mayo y luego de varias reuniones con personal del Departamento de Educación en Ponce, y con una presencia consistente en el campamento de la escuela, llegaron a la conclusión de que tendrían que movilizarse de otra forma para llamar la atención.

El 6 de agosto, comenzando el nuevo semestre escolar, Mary se cansó de las infructuosas reuniones y decidió que al día siguiente, 7 de agosto, tomaría una acción distinta. Nunca en su vida había hecho desobediencia civil, en la soledad de su hogar tomó la decisión de viajar de Ponce a San Juan para amarrarse en las puertas principales del Departamento de Educación (DE) en Hato Rey. Con esta acción esperaba captar la atención del Secretario de Educación. Esa noche no durmió y poco después de la media noche se montó en su carro y comenzó a guiar a San Juan. Con la prisa y la tensión dejó la cadena con la que se amarraría, pero eso no la detuvo y en una luz antes de llegar al DE le pidió a un portador de periódicos algo para amarrarse y así consiguió una soga improvisada. Con esa determinación estuvo varias horas amarrada retando la presencia de los guardias del DE y atendiendo a la prensa que al fin le prestaba atención. Ahora su vida importaba, ahora era noticia nacional.

Durante los próximos días después de esta acción, Mary y sus compañeros de la comunidad se dedicaron a demostrar que la escuela sí cumplía con todos los requisitos para permanecer abierta. Que cumplían con la matrícula, que la escuela estaba en perfectas condiciones y que sí había aprovechamiento académico. Pero aún así el secretario decidió cerrar la escuela y mover a los más de 133 estudiantes y 14 maestros a las escuelas receptoras, una de estas escuelas ahora mismo está en hacinamiento con 475 estudiantes.

10583969_715847738468456_4446996679549734210_n

Comunidad toma salón de kinder para defender su escuela.

Pero aún esa determinación no desmovilizó a la comunidad y la misma decidió entrar a la escuela y tomar un salón para defender el plantel desde adentro. Con su presencia al interior de la escuela han garantizado una seguridad para velar por el cuidado y mantenimiento del plantel y asegurar que el DE no desaloje los espacios. El DE le ha declarado la guerra y ha intentado sin éxito cortarle la luz y el agua. La solidaridad ha sido pieza clave aquí.

La comunidad también ha denunciado oportunistas del Partido Popular Democrático, como lo es el representante Víctor L. Vasallo que fue un día a la escuela y se grabó dando un discurso populista. Este tipo recorrió la escuela con la excusa de mirar el plantel para probar que estaba en buenas condiciones, hizo una carta dirigida a Alejandro García Padilla con un aparente reclamo de que no se realizara el cierre, pero sus verdaderas razones para ir allí pronto se darían a conocer. Vasallo estaba allí para ver por dónde se podía desalojar la escuela sin que la comunidad en resistencia se diera cuenta. La solidaridad volvió a ser clave y nunca se pudo desalojar el plantel.

Hoy la presencia de esta comunidad desafía las autoridades, ocupa con su presencia para poder defender ese espacio tan fundamental para todas y todos ellos. Se siguen organizando, aún con el cansancio y la desesperación, para exigir que en vez de cerrar escuelas lo que hay que hacer es abrir más y más escuelas. Que la educación sea la prioridad. Pero el valor grande de lo que estas madres, estas abuelas y distintos familiares están haciendo es que no están esperando a que el gobierno actué, no tienen esperanzas más que en sus propias acciones, en su desafió y en la solidaridad que esta pueda generar.

El giro que pueda tomar esta lucha todavía esta por verse pero sabemos que va a requerir creatividad y aún más resistencia, por suerte a esta comunidad le sobran estas dos cualidades.

¡Que abran las escuelas!

¡Educación para la comunidad!

¡A resistir y luchar!

Para más sobre la lucha magisterial este semestre. 

Anuncios

Sorry, the comment form is closed at this time.

 
A %d blogueros les gusta esto: